Representaciones Teatrales

Celebración: EL primer viernes y sábado de agosto

Las representaciones teatrales celebradas en el mes de agosto se desarrollan en el marco incomparable del patio de armas del Castillo medieval de la Ciudad de Frías. Con el apoyo del Ayuntamiento, las obras son representadas por los ciudadanos y veraneantes de épocas estivales tanto del propio municipio como de los alrededores. Año tras año, desde 2002, organizan, gestionan, preparan, difunden y ensayan todo aquello que se considera necesario para que las funciones que representan sean un éxito, logrando que el interés de las mismas sea cada año mayor e incrementando el número de personas interesadas en intervenir.

Las dos obras teatrales que se realizan todos los años el primer viernes y sábado de agosto, representan dos acontecimientos históricos vividos por los ciudadanos de Frías, datándose ambos en la época medieval, y suponen hechos que marcan la historia de la Ciudad y la vida de sus habitantes y en las cuales es el pueblo el protagonista de los cambios sufridos. Dichas obras son “El capitán” y “El fuero de Frías”.

 

Obra de "El Capitán"

En el año 1446, el rey D. Juan II, incumpliendo los juramentos hechos por sus antepasados, entregó la ciudad a su Mayordomo D. Pedro Fernández de Velasco a cambio del Castillo de Peñafiel. El noble no tardará en quebrantar los privilegios concedidos por Alfonso VIII en los fueros de 1202.

Tras una serie de acontecimientos históricos, se llega a cercar a la ciudad de Frías (uno de los sitios más importantes de la época). Los combates se suceden. Parece que todo esto está perdido, y no queda sino rendirse a las fuerzas sitiadoras.

Sin embargo, cabe la posibilidad de una última batalla…una batalla que demuestre a D. Pedro Fernández de Velasco que la ciudad no se entregará fácilmente. Una batalla de la que dependerá la supervivencia de Frías…

 

Obra de "El fuero del Frías"

En escena, un fraile y un vagabundo realizarán un prodigio mágico; suspenderán el tiempo como en un largo sueño, y guiados por el espíritu de la Ciudad de Frías, harán que los espectadores sean testigos de los diversos acontecimientos, que jalonaron la historia del Valle de Tobalina y de Castilla, y que confluyeron, finalmente, en la concesión del fuero a Frías en el año 1202 por el Rey Alfonso VIII.

De los odios, los amores y las ambiciones de reyes y de nobles, de caballeros y damas de la Corte, serán testigos los espectadores en este fenómeno extraordinario que humanizará a personajes inmortalizados por la historia.

 

escenografía

Castillo de Frías. Las funciones teatrales se desarrollan en el marco incomparable del patio de armas del Castillo medieval de la Ciudad de Frías. Este monumento data del siglo XIII. Es de los pocos castillos roqueros que quedan en España.

Ciudad de Frías. Frías, considerada lugar de interés Histórico Artístico, la ciudad más fuerte del valle de Tobalina y la más pequeña de España con este título, se eleva en una muela y se sitúa en una encrucijada de calzadas romanas, a muy corta distancia del Ebro.

 

Actores de la obra

Vecinos del pueblo. Con el apoyo del Ayuntamiento, las obras son representadas por los ciudadanos y veraneantes de épocas estivales tanto del propio municipio como de los alrededores. Año tras año, desde 2002, organizan, gestionan, preparan, difunden y ensayan todo aquello que se considera necesario para que las funciones que representan sean un éxito, logrando que el interés de las mismas sea cada año mayor e incrementando el número de personas interesadas en intervenir.

 

Representaciones

Las dos obras teatrales que se realizan, representan dos acontecimientos históricos vividos por los ciudadanos de Frías, datándose ambos en la época medieval, y suponen hechos que marcan la historia de la Ciudad y la vida de sus habitantes y en las cuales es el pueblo el protagonista de los cambios sufridos.

 

Obras

En escena, un fraile y un ánima realizarán un prodigio mágico; suspenderán el tiempo como en un largo sueño, y guiados por el espíritu de la Ciudad de Frías, harán que los espectadores sean testigos de los diversos acontecimientos, que jalonaron la historia del Valle de Tobalina y de Castilla, y que confluyeron, finalmente, en la concesión del fuero a Frías en el año 1202 por el Rey Alfonso VIII.

"El Capitán" En el año 1446, el rey D. Juan II, incumpliendo los juramentos hechos por sus antepasados, entregó la ciudad a su Mayordomo D. Pedro Fernández de Velasco a cambio del Castillo de Peñafiel, y éste no tardará en quebrantar los privilegios concedidos gracias los fueros entregados por el Rey Alfonso VIII a la Ciudad más de dos siglos atrás.

Tras una serie de acontecimientos históricos, se llega a cercar a la ciudad de Frías (uno de los sitios más importantes de la época). Los combates se suceden. Parece que todo esto está perdido, y no queda sino rendirse a las fuerzas sitiadoras.

Sin embargo, cabe la posibilidad de una última batalla…una batalla que demuestre a D. Pedro Fernández de Velasco que la ciudad no se entregará fácilmente. Una batalla de la que dependerá la supervivencia de Fría.

De los odios, los amores y las ambiciones de reyes y de nobles, de caballeros y damas de la Corte, serán testigos los espectadores en este fenómeno extraordinario que humanizará a personajes inmortalizados por la historia.

Imagen de la representación teatral, vista 1
Imagen de la representación teatral, vista 2